Consejos para disfrutar de un buen paseo en bicicleta con los niños

Consejos para disfrutar de un buen paseo en bicicleta con los niños

Compartir…Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Siempre que llega el verano comenzamos a disfrutar de nuestras bicicletas y aprovechamos las horas de luz que nos permiten estar mucho tiempo pedaleando y disfrutando del aire libre.

Y como también nos gusta compartir con los peques de nuestra afición, nos gusta salir a pasear con nuestros hijos. Son unos momentos agradables, en los que compartimos risas, la práctica del deporte que nos gusta y además, ellos disfrutan incluso más que nosotros. Pero hay que tener en cuenta que ellos no tienen tanta práctica como nosotros y hay que ir con mucho cuidado durante el paseo.

Las precauciones comienzan cuando seleccionamos una bicicleta adecuada para ellos. Ha de ser del tamaño adecuado para su edad, con la posibilidad de ajustar la altura para que se sienta seguro y pueda maniobrar bien. Una bicicleta demasiado pequeña puede entorpecer el pedaleo y una demasiado grande, impedirlo completamente. La selección de la bici es importante, no solo para que disfrute más, sino también para incrementar su seguridad.

Equipamiento y planificación para salir a pasear en bici

El segundo paso antes de comenzar cualquier paseo con niños es contar con el equipamiento necesario para mantenerlos seguros. Los niños suelen repetir las pautas que ven en los padres, así que es importante que no solo ellos vayan equipados con el casco, coderas y rodilleras, sino que el adulto que les acompaña también los utilicen.

Consejos para disfrutar de un buen paseo en bicicleta con los niños

Una vez convenientemente equipados, es el momento de tener claro el recorrido que se va a realizar. Aunque nosotros estemos acostumbrados a circular por carretera, si vamos a salir con uno o varios peques, hacerlo por un recorrido más recogido y si es posible, sin tráfico. Si no es posible, en la ciudad se puede hacer un recorrido por un carril bici o si se trata de un lugar rural, un camino por el que no circulen muchos coches.

Antes de salir con el niño a pasear con la bici, hay que establecer unas normas para evitar riesgosEn el caso de que se realice por un carril bici urbano, hay que tener en cuenta que los peatones pueden invadir el carril, así que hay que extremar el cuidado al circular por él. Otro dato a tener en cuenta es la hora de salida. En verano hace mucho calor y hay que aprovechar las horas en las que el sol no calienta tanto y la temperatura no es tan elevada. Además, hay que llevar agua fresca para evitar que se deshidrate. Por supuesto, hay que realizar varias paradas para que el niño pueda beber y se mantenga hidratado.

El trayecto a realizar ha de ser adecuado para la edad y las capacidades del niño, con una distancia que no resulte excesiva y que además no presente dificultades añadidas, como desniveles o un terreno complicado para recorrer. Para circular, lo mejor es dejar que sea el niño el que vaya delante dejando que el adulto esté casi a su altura, para controlar en todo momento sus movimientos y ayudarle en caso de necesidad. Hay que hablar con él antes, para que no intente correr demasiado y se mantenga siempre en el lado derecho y dejando que sea el adulto el que marque los cambios.

Por supuesto, antes de comenzar hay que realizar un pequeño curso sobre circulación en bici: indicar que ha de parar en los cruces, respetar los semáforos y señalizar los giros. Siguiendo estos consejos, y utilizando el sentido común, no tiene que haber ningún problema mientras disfrutamos del paseo con nuestros peques.

 

Fuente.

Compartir…Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *